jueves, 10 de septiembre de 2015

En aquel tiempo era la España una mierda de negros

CARTAS INGENUAS - 23/07/1932

Carta futurista fuera de la serie

En aquel tiempo era la España una mierda de negros, “ca” cual hacía lo que le daba la gana y “tó” era desorden, miseria y anarquía.


Valdenegrete y julio de 1950
Mi querido hijo Pascual: Supe por tu última carta que te encuentras “güeno” y contento en ese pueblo, “onde” te han “mandao” y que la escuela es “güena”, deseando estés contento y trabajes como “güen” maestro, cumpliendo con tu deber como hombre “honrao” y alegres los últimos años de tu “probe” padre que a “pedío” a fuerza de fuerzas hacerte maestro y sacarte de este miserable pueblo, “onde” tantos “suores” he “derramao” y “onde” me han de enterrar cuando Dios me llame, que creo a de ser “prontico”.


“Agora”, hijo, pues hacer mucho bien y dejar un nombre célebre a la posperidad de las gentes que vengan, enseñando a los chicos a ser “güenos” cristianos “pa” que no sean como aquellos que conocí cuando la República que eran fieras “indomesticadás” que odiaban a la religión y a ·to” lo que significaba orden y virtud. Los tiempos han “cambiao”, gracias a Dios. Pequeñico eras tu entonces y “cuasi” no te “acuerdarás” de “ná”, pero no está de más que te lo “ricuerde”. Entonces se perseguía a los que teníamos religión, no nos dejaban enterrar por la iglesia a nuestros “defuntos” muertos, sino como a perros, no se enseñaba la doctrina cristiana, ni se permitía procesiones con los santos, se multaba y sse metían en la cárcel  por ir con el Santo Oleo o llevaban un cristo colgao al cuello y se hacían otras cosas “piores” que eran cosas de herjes y de judíos no “cevilizaos”.

También entonces, más que eramos de una república de trabajadores, “nadie” trabajaba por que no había “onde” y se decían “paraos” y por no estar “parao” había “güelgas” con tiros y muertos por unos herejes que se decían socialistas, que no dejaban trabajar, en tanto que ellos ocupaban los puestos mas principales de la nación que los llamaban enchufistas; y mandaban los republicanos, que eran los más tontos que ha “habío” en España, y les decían jabalíes por los colmillos que tenían “pa” comer del presupuesto.

Entonces en el Congreso de los “deputaos (que eran unos señores que cobraban cuatro mil reales al mes por insultarse y hundir a la nación) se hacían leyes “pa” quitar las tierras a los que las labraban y dárselas a los más vagos de los pueblos, se permitía a los catalanes que se “desasepararan” de España y “to” eran injusticias, tiranías y barbaridades que no se podía vivir y “tos” iban camino de “probes” “pa” hacer la igualdad en la miseria.

También se encerraban a las gentes en las cárceles y se las tenía meses y meses sin saber por qué o se mandaban a la ciudad de Dos Fernando Po (que tu ya sabrás en que provincia está) a los que pensaban en cristiano y en español y no se podía vivir los que éramos personas. Aquel tiempo era la España una mierda de negros, “ca” cual hacía lo que le daba la gana y “tó” era desorden, miseria y anarquía. Porque aquel tiempo yo me escribía con mi tío Agapito (que en gloria esté) y sus cartas y las mías se hicieron célebres pues no se quien las publicó en los diarios sin saber “nadie” y hablábamos de lo que entonces pasaba. Y me acuerdo que yo era de un tal Lerrús (q.e.p.d.) que era uno que quería ser “güeno” y era como los demás y engañaba a unos y a otros y así le lució el pelo, que terminó “tó” en una revolución que terminó con tanta sabandija, y en “diquia” me llegué a convencer de lo malo que era, le defendía como si fuera la salvación, y tu tío sr burlaba de mí, y vi que tgenía razón y me pasé a unos que se decían de Acción Popular, que fueron los que terminaron  con aquello.
“Agora” está “tó” muy “deferente y tranquilo y se respeta la religión y no hay “guelgas”, ni se mata la gente a tiros, ni se hacen leyes tan “disparatás”, y por eso pues ser un maestro modelo y hacer mucho bien en ese pueblo y enseñar a ser “güenos” cristianos.

Cuando pienso en lo que he “pasao” “pa” darte estudios, me “paice” “tó” mentira y como si hubiera “soñao” dormido. Mis apuros pasé cuando la “guelga” grande, que me quisieron matar y robaron en mi casa cuando había más una mula torda que era una alhaja, y estuve un año sin sembrar, y a la puerta de la miseria; pero gracias a una alma caritativa, pude salir adelante y tus estudios no me costaron “ná” que aquella persona a la que debes estar “agradecio”, no era de los republicanos, que esos me dejan en cueros, ni de los socialistas, que estos me matan de hambre, ni de los comunistas, que estos me “afusilan”, sino que era de los que fueron amigos del rey, que te hizo este favor tan grande, por el que hoy eres maestro y te ganas tu sueldo.

Sé atento con esa gente, pórtate bien, trata a los chicos con “tó” cariñoñ y “ansí” te querrán y al saberlo yo, daré por “güeno” cuanto de malo pasé en aquella república de los demonios, “pa” hacerte hombre de provecho. Este es mi único consuelo y con esta alegría me moriré más contento que si fuera una boda.

“Na” más puedo “escribite”; me creo que aun eras un chiquillo que conmigo ibas a trillar y ya eres un maestro nacional de la nación, que  puedes llegar a “menistro”, que otros maestros más brutos que tú lo han “sío”. Con mucha emoción y con “tó” el cariño, te envía tu viejo padre un abrazo que me sale de dentro del alma y te lo envía tu padre.

Filiberto Castellano.

Del periódico EL DEFENSOR DE CUENCA, editado del año 1932 al 1936, dirigido por Don Dimas de Madariaga, Diputado a Cortes. La transcripción ha sido realizada por:
José María Rodríguez González. Profesor e investigador histórico.


Cuenca 11 de septiembre de 2015

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada