domingo, 30 de agosto de 2015

"Pa" mí que va a ser delito "penao" con la horca el comer huevos con tomate que son los colores españoles.

Me “paice” mentira que “haigamos” “llegao” a “onde” estamos.

“Pa” mí tos son urracas lo “mesmo” las que “güelan”, que las que andan a dos patas.



CARTAS INGENUAS - XXXI -11/06/1932

Villablanca y junio de 1932

Mi querido sobrino Filiberto: seguimos “güenos” de “saluz” por aquí, aunque con “pior” humos “ca” día, que ya me “paice” mentira que “haigamos” llegao a “onde” estamos. Las “cebás” descabezándose y sin segar, pues no dejan los socialistas hacerlo, en tanto y mientras no se apañe eso de los jornales, que piden más que un meico (médico) de postín por reventarse un divieso. La “cogecha” no es mala, pero sí lo va a ser, pues por  no recogerse a tiempo se va a desgranar y sólo la aprovecharán las urracas, que “pa” mí “tos” son urracas, lo “mesmo” las que “güelan”, que las que andan a dos patas, y se dicen socialistas, que también les gusta la “cebá”. Yo he “emprincipiao” a segar con los chicos, pero como estemos un una época de “libertaz”, me dicen hoy, que no puedo seguir segando, pues mientras no “haiga” arreglo, no puede segar “nadie”. Esto ya pasa de lo racional y es “pa” comenzar a tiros con quien inventó el socialismo y lo “trujo” a España; pero nos hemos hecho a “to” y tomamos estas cosas con “demasiaá” pachorra, que “enentes” nos encendíamos de coraje y chillábamos, y “agora” se nos ha “güelto” la sangre de chufas, “ende” que la República ha “regüelto” “tó” y no lo en tiende ni el “memo” señor de Cardona.

Supongo que a ti te pasará tres cuartos de lo “mesmo”, y esto te servirá “pa” que “ca” día seas menos republicano y estés deseando que se ter mine esto “pa” que “haiga” paz y orden, que ya si apenas me acuerdo de cómo son.

Por tu carta y por la que me mandas de tu primo Laurentino, ya veo que “tos” vamos estando de acuerdo sin ponernos de acuerdo, y que los aires van soplando de un “mesmo lao”. Ogaño no hay más que ponerse a un “lao” los “güenos” y al otro los malos, es decir, los que queremos trabajar con paz y con justicia y los que quieren el desorden, la revolución y la ruina de los españoles, y dejarse de los pasteleros, que “ansí” es la Lerrús y el Maura o como dicen esos de la derecha republicana, que son como caminos que no van a “nenguna” parte. Las “vitimas” no podemos estar juntos con los verdugos, como no pueden estas juntos los podencos y las liebres, y hay que “desasepararnos” unos de otros. Por ello recibí mucha alegría, cuando veo que das media “güelta” a la derecha y mandas a paseo a “tos” esos redentores que no han hecho más que redimirse a ellos “mesmos”, a costa de la nación.

La “verdaz” es que la República a “desgüstao” a “to” bicho viviente; ha “desgustao” a los “melitares”, ha “desgustao” a los curas y a los que tenemos religión; ha “desgustao” a los “empleaos”, a los agricultores, a los que pagamos contribuciones, a los que tienen automóviles… a “tos; y no ha “contantao” a “nadie”; lo cual que “pa” este viaje no necesitamos las alforjas del 14 de Abril, que bien cierto es, que más vale lo malo “conocío” que lo “güeno” por conocer, como decía mi santa madre, que en el cielo esté, aunque no quieran los laicos; y bien estábamos como estábamos y no llenos de hambre y de mal humor. Ya por “preseguir” se meten con l bandera, que fue siempre española, y a la que juramos “tos” cuando servimos al rey, y en “cuantico” ven una cosa pajiza y otra “colorá” se ponen más “enfurecíos” que si vieran al demonio, lo que tengo “pa” mi que va a ser delito “penao” con la horca el comer huevos con tomate que son los colores españoles que tanto les fastidia.   
Los únicos que han “sacao” tajá con los catalanes, y “pa” mí que se han escurrío en eso del Instituto que cuanto más lo “regüelven” “pior” “güela”, y como la gente ya se ha “avispao”, tienen que andar con “cuidao” que a lo mejor da coces la mula que “paece” más mansa. He “leío” los discursos de Azaña y del Lerrús, y en ellos he visto, a mis cortas entendederas, que “tos” son uno y lo “mesmo”, que están “entendíos” “pa” darles la desapareción, más que chillemos los demás, pues como nosotrs no servimos más que “pa” que nos pidan el voto, “aluego” hacen lo que les da la gana. Algún día también haremos nosotros lo que nos dé la gana, que no ha de ser la gana de ellos, pero que se chinchen, como dicen ha dicho el “menistro” presidente.

No te escribo más porque toda la carta sería “pa” lanzar lamentaciones y maldiciones, que estoy yo particularmente “pa” estallar, como cuentan que ha dicho ese hijo de su madre, que llaman Maura, que es el “mesmo” que fue “chamuscao” por los conventos, que más le valiera haber “reventao” “enantes” y no andara “agora” dando chillidos como los ciervos cuando huelen un cadáver muerto y podrío.

Matias, el casao con la Humberta, que vive junto a la “posá”, tuvo hace unos días un chico, y como dice que es laico, no la bautizó, y le puso por nombre Espartaco, que dice era el jefe de los socialistas de los romanos en tiempos muy antiguos, lo que me parece mal que pongan a las personas nombres que solo sirven “pa” los perros, y sin duda por esta herejía, Dios le ha “castigao”, pues el chico murió a los pocos días; y es que como tenía santo a un socialista habrá ido al limbo a por un enchufe. Con esto se ha “hablao” mucho en el pueblo y los han “creticao” lo “sucedió”, que ha de servir de “escramiento” “pa” los demás. No he visto en mi vida, ya “larguica”, “tantísmas” tontunas como están haciendo estos laicos, que no creen en Dios y se fían de los socialistas poniéndoles sus nombres.

Saluda a tu Úrsula y demás familia y cuando escribas a tu primo Laurentino, le mandas recuerdos de mi parte, pues estoy “agradeció” a los que él me mandó y “ansí” quedamos en paz. Recibe un abrazo de tu tío.
Agapito Tordillo

Del periódico EL DEFENSOR DE CUENCA, editado del año 1932 al 1936, dirigido por Don Dimas de Madariaga, Diputado a Cortes. La transcripción ha sido realizada por:
José María Rodríguez González. Profesor e investigador histórico.


Cuenca 30 de agosto de 2015

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada