viernes, 31 de julio de 2015

Recibí tu “librico” con la Constitución que nos han hecho los “deputaos”


Cada uno tiene su manera de vivir


Sentando las bases

El espacio de tiempo entre 1931 y 1936 es un momento clave de la historia contemporánea española. Se crea un proyecto de democratización y modernización que da esperanza  a un gran sector de la población española que se cierra con la horrible guerra civil. Se ha debatido hasta la sazón sobre el fracaso histórico. Con estas tartas quiero traer a la luz cómo vivió el pueblo llano estos avatares históricos, tal vez por ahí pueda arrojar algo de luz de este tiempo histórico.

No hay duda que el triunfo de las candidaturas republicanas en las grandes ciudades trajo la proclamación de la República el 14 de abril de 1931, esto llevó, entre otras cosas a que el rey Alfonso XIII se exiliara.

Se formó Gobierno Provisional presidido por Niceto Alcalá Zamora. Este gobierno debía dirigir el país hasta que unas nuevas Cortes Constituyentes dieran  forma al nuevo régimen.

Este gobierno tuvo que realizar reformas como la agraria, laborales, militares y educativas y puso en marcha el Estatuto provisional de autonomía de Cataluña.

El ambiente social sufrió un gran revés al promoverse campañas de huelga por la CNT y los enfrentamientos entre la Iglesia y el nuevo gobierno fueron de inmediato. El antiguo anticlericalismo salió de nuevo en mayo de 1831 y diversas iglesias y conventos fueron asaltados y quemados.


En julio de 1931 tuvieron lugar las elecciones a Cortes Constituyentes, dando una clara mayoría a la coalición republicana-socialista, aprobándose la nueva Constitución en diciembre de 1931. 

CARTAS INGENUAS – VII - 26/12/1931

Con la séptima carta termino la trascripción de las cartas publicadas por el semanario EL DEFENDOR DE CUENCA. En los años treinta fueron publicadas por el periodista Juan de Cuenca y el director del semanario era D. Dimas de Madariaga, Diputado a Cortes. El primer número se publicó el sábado, 24 de octubre de 1931 y el último el 18 de julio de 1936.

El número de cartas está en torno a las cincuenta; en ellas se va relatando los pormenores y sucesos de los pueblos Villablanca, donde vive el protagonista, Agapito Tordillo, agricultor y su sobrino,  Filiberto Castellano, al que dirige las cartas, es vecino del pueblo de Villanegrete. Posiblemente estos dos pueblos sean invento del autor, aunque Villablanca es un municipio español de la provincia de Huelva, Andalucía. La localidad de Villanegrete debe de ser ficticio ya que no hay ninguna localidad en España con ese nombre.

Agapito contesta a su sobrino Filiberto:
Villablanca y diciembre.

Estimado y querido sobrino Filiberto: Siempre tengo agrado en saber de ti y conocer lo que piensas, aunque esto te sea difícil, pero de manera más especial acogí tu última carta por las noticias que me das y que me han “interesao”.
Cuenca - Calle de Carretería a la altura de Monjas

Por la tuya y por los papeles he “estao” al tanto de las fiestas que han hecho en Madrid cuando la promesa del señor Alcalá (“agora” ya se dice coronación) y “to” ello me ha “desilusionao”, pues es lo “mesmo” que “enantes” cuando había reyes, príncipes e infantas, pero yo creía que con la república de trabajadores con obreros paraos, no habría tanto lujo y tanto derroche y que con la democracia y la igualdad se acabarían “toas” esas cosas, pero se han “gastao” un dineral en traer  moros, los del Tercio, marinos, mozos de cuadra de Cataluña y más soldaos que “enantes”, auque dijeron que casi “tos” los “ministros” eran “antimilitares” y enemigos del ejército; pero cuando “ansí” lo han hecho tendrá que ser “ansí”, aunque yo me arme un lio entre lo que nos dijeron y lo que hacen.

Mi deseo es que el señor Presidente acierte a gobernar bien y apañe esto que está “desarregalo” y nos haga felices; y si no digo que Dios leilumine, es porque como “semos” laicos no se puede decir eso, pero falta le hace el auxilio de “toa” la corte celetial y alrededores.

Recibí tu “librico” con la Constitución que nos han hecho los “deputaos”, pero detrás tenía esa ley que dicen “pa” defender la república; lo cual me pareció como eso que ponen al fin de los libros que llaman fe de erratas, por lo que a “onde” dice una cosa debe decir lo que dice las fes de erratas; y “ansí”, que muchos artículos no son lo que dice si no lo que dice esa ley, y por ello me extraña que tarden tanto en hacer una Constitución y nos la den “remendá” y con zurcíos.

También he leído dos cosas que no he “comprendió” en mis cortos alcances. Una es que han “dao” una cruz de doña Isabel católica a una bailarina que dicen la Argentina, por lo que deduzco que “agora” se va a premiar más lo que se haga con los pies que lo que discurra con la cabeza y que va a haber muchos premios “pa” las bailarinas, futbolistas y políticos.

La otra cosa es que en la crisis que ha “habio” se han repartió los “menisterios” entre los “mesmos””ministros” que había, como los chicos cuando juegan a la toya, y que no se ha “mirao” a que lo hicieran bien o mal sino a quien más gritaba y que “tos” sirven “pa to” y que ser “menistro” de cualquier cosa puede servir cualquiera aunque no entienda de “ná”. Yo digo esto por lo que veo en mi casa, que no haría el pastos mozo de mulas, a éste lo pondría “pa” hortelano y al hortelano lo metería a albañil, si no que “ca” uno entienda en lo suyo, pero en política “tos” entienden de “tó” y tos son salomones de sabios.

Muchas cosas más te contaría de lo que yo piensó sobre lo quepasa, pero “agora” por menos de “ná” te mandan de visita a “ca” de don Fernando Pó que es un negro que vive en una isla cerca de la Habana  mano derecha. Y a lo mejor allí no hay socialistas, ni “jabalises”, ni huelgas, ni atracos, ni “na” de estas cosas que nos han “venío” con la libertad y se está mejor que por acá  pero por no abandonar a la Bailisa y a los chicos no hago la prueba.

Por aquí “ca” día peor. Yo este año no me cuesta “ná” coger la aceituna, porque ya me han “cogío” ante otros, y voy a hacer lo que tú, arrancar los olivos “pa” no tener ”desgusto” no gastos.”Pa” colmo de males “agora” estoy preocupado con lo del veterinario que nos subirá la iguala porque le han hecho “ingeniero”. Yo creí que los “ingenieros” eran los que hacían los puentes, las carreteras, los ferrocarriles, las máquinas y “tó” lo de la electricidad, pero “dende” hoy también “inginieros”  los que ponen las herraduras a los caballos. La verdad es que hemos “aprendío” muchas cosas nuevas “ende” el mes de abril.

Da recuerdos a la Üsula y besos a los chicos con un abrazo para ti de tu tío.

Agapito Tordillo

Trascripción realizada por:
José María Rodríguez González, Profesor e investigador histórico
Cuenca, 2 de agosto de 2015





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada